martes, 7 de junio de 2011

Malditos roedores

Llega el día final, el día de la siega, y para ello había recuperado dos hoces de mi abuelo. Tengo que afilar las hoces, porque las pobres tienen mas óxido que hierro. Está previsto para el sábado.
Hoy quedamos con una amiga para que nos echara una mano para determinar el grado de humedad del grano. La más alta tecnología en nuestro cultivo. Se desgrana a mano unas cuantas espigas hasta cubrir un pequeño cubilete que luego se muele con dos mordazas metálicas y se conecta a un aparato ultra moderno que te dice el grado de humedad de tu grano. El aparato había sido testado esta mañana, y parece que daba una unidad porcentual de más.

Alta tecnología para los retrógrados de la isla de pan ;-)
Lo podeís ver en la última imagen: 22,6%,  que corregido es 21,6% de humedad, lo que significa que nuestro trigo aún no está para recoger. (óptimo 14%). El aparato dice que no, las Cabrillas que ya vamos tarde... pero algún otro agricultor esta pasada semana ya nos dió su calendario: "A mi me lo dicen las ratas cuando debo recoger".Y así es. 
Cuando entramos dentro de la parcela a recoger unas muestras pudimos ver la gran cantidad de espigas sin cabeza que se aprecian al día de hoy:

¿Donde se fueron las espigas? A las tripitas de los animales con grandes piños.
Pero ¿cómo se las ingenian para descabezar las espigas sin tumbar la planta? Con todos mis respetos a las ratas y diversos roedores que lean este post: Me cago en vuestra madre.
Ya con un poco de más observación, pudimos ver incluso los merenderos de los roedores que se montan debajo de las plantas. Al día de hoy,  debe ser famoso nuestro campo entre ratas y ratones de la zona: una especie de after, sin ningún tipo de tratamiento químico, y con razas autóctonas locales. 

Merendero chill-out para Pixie, Dixie y sus colegas
Pues sí. Después de tanto seguimiento, de tanto mensaje de ilusión de unos todos los que dejasteis algún mensaje y otros tantos que nos leyeron pero no se animaron a dejarlos hemos llegado a este momento de desilusión.
Libramos las palomas en la siembra, de los conejos en la germinación, del criocero en el crecimiento, de la oxalis y otras colegas arvenses, la falta de agua, las lluvias torrenciales, el encamado con los vientos... y al final, en unos pocos días (5 días) la escasa producción se ha reducido en mas de un 50%. Así de cruda es la agricultura. La chica de la máquina de medición de humedad nos ha recomendado que lo recojamos cuanto antes porque lo que queda de espiga es cuestión de días para que acaben con ello. Snif. 
Tomémoslo con humor, que es lo que nos queda.

12 comentarios:

  1. ¡Serán cabrones...! :(
    Tengo dos gatos que están a vuestra disposición.
    ¿Cómo hacen los agricultores profesionales?
    ¿Ponen trampas?

    ResponderEliminar
  2. ¿cómo que me cago en vuestra madre?¡me cago en vuestra puta madre!

    Ya puede llover o tronar, esta tarde subo y salvo lo que pueda. Si no es para mí tampoco para ellos, ¡hasta aquí podíamos llegar!

    ResponderEliminar
  3. Recoge, recoge...que esos bichos se reproducen muuuy rápido... Josdeputa! Animo

    ResponderEliminar
  4. Miolo, tus gatos habrían sido muy bienvenidos!!!!

    Gus, y tanto que se reproducen... de un día para otro, las pérdidas pasaron al 90%, sin exagerar. Hemos sacado 12.5 kilos de espigas, de la cual según nuestros cálculos el 60% es grano. Así que los 6-7 kilos que sembramos. Ayer se me caían los lagrimones cuando segamos, estuvimos allí hasta las 10 de la noche porque sabíamos que lo que quedara se lo iban a papear las hijas de puta de las ratas.... joder.
    Pero el proyecto sigue. Vamos a trillar, aventar y hacer pan. Y el día que hagamos el pan pienso hacer una fiesta.

    ResponderEliminar
  5. Miolo, los agricultores profesionales ponen veneno para ratas 20 días antes de la cosecha, y en cantidad como para matar a 1000 veces la tropa de roedores que llevaba el flautista de Hamelín.
    Lo malo es que de eso nos hemos enterado a toro-pasado... mira que lo hemos hecho en ecológico, pero allí no vale ese estilo. (parece ser).
    Que barbaridad. Que voracidad. Que manera de comer...

    ResponderEliminar
  6. Jolín con las ratas. Y no hay otra manera de evitarlas que poniendo veneno?

    ResponderEliminar
  7. Menuda faena y cuanta impotencia.
    Podría haberse esmerado Peter !
    En fin , seguiré observando el final del proceso.
    Animos, que aunque haya poca cosecha el pan que salga será fenomenal! Y el año que viene más.

    ResponderEliminar
  8. Anacleta, parece que la gente porne "gofio" (harina de grano tostado, muy popular de canarias) amasado con yeso. De esa manera las ratas que comen el gofio se les hace una bola de yeso en el estómago y la palman. Parece algo mas ecológico pero, cualquier animal que coma la va a palmar, veánse lagartos, que por aquí los hay a granel, y me da mucha pena el rollo.
    Otra cosa es un producto que se llama Biorat, que estoy investigando un poco. Es un veneno con la cepa de la Salmonelosis... que parece que no afecta a lagartos. Lo único es que parece que no está muy claro que esté aprobado su uso en Europa, bien por lobbys, bien por restricciones de la EU. Me enteraré bien, y os lo contaré.

    Cecilia. Coincido contigo en cuanto a los cometidos de Peter. Él se excusa con que no le habíamos avisado con el peligro... que si tiene ganas de irse de la isla... nada, que los WWOOFers al final vienen a divertirse.. lo típico.

    ResponderEliminar
  9. joder, qué putada!!! problemas de ecosistema... ¿¿hay más cereal cerca o era del vuestro del único que podían comer?? cincuenta por ciento de pérdida!!! menos mal que no tienes que comer pan este invierno con la harina que saques y sembrar el próximo con el grano que te quede... el año próximo ademas de trigo tienes que montar una granja de culebras cerca :(( ya lo siento, ánimo!! con estas cosas es con las que se ganan la vida los de bayer :( abrazos

    ResponderEliminar
  10. Au, no se si te acuerdas, pero cuando estuviste por aquí me comentaste que había visto alguna foto del blog tu hermano, y que te había dicho algo como "Uuuuuh... están entre naves... lo van a flipar con las ratas". Pues macho, fue premonitorio.
    Con respecto a tu pregunta, es curioso que me lo hayan preguntado ya varias personas (eso sí, todas a toro pasado). Allí no cultiva ni el tato, así que parece que hemos dado de comer a las ratas de todo el distrito de La Laguna.

    ResponderEliminar
  11. pues mira aquello de me joden los profetas!! se hace real hoy; no me acuerdo justo del asunto pero si vio la foto seguro que lo dijo porque tiene bastante ojo clínico, en fin curva de la experiencia, compañeros, no os rindáis, au

    ResponderEliminar